Seleccionar página

Meditemos:

Calmar la Mente

El pausar nos ayuda a calmar la mente y por lo tanto lograr claridad mental. Es volver a reconectar, reorientar, renovar.

Cuando permitimos que los pensamientos se desborden estos siempre verán a través del cristal de la negatividad, por lo tanto no hallamos salidas. ¿Sabes cuántas respuestas de las que buscas están dentro de ti, o frente a tus narices?

Con la claridad valoramos nuestra existencia y tomamos mejores decisiones que nos llenen de bienestar. Recuperamos la energía y el foco de lo que es verdaderamente importante.

Meditar, acción clave

 

Es una de las formas para lograr paz, foco y armonía. A continuación, te propongo un ejercicio de cinco minutos. ¿Meditar no es lo tuyo? Entonces, sólo Pausa.

Te invito vayas a un  lugar tranquilo, donde te sientas a gusto y conectes con el silencio. Puedes entrar en  contacto con la naturaleza. Puedes colocar una música relajante. Puedes cerrar tus ojos. Puedes sólo intentarlo.

Respira y Juega

Realiza tres respiraciones profundas y lentas. Relaja tu cuerpo. No fuerces a tu mente, con la respiración serénala. Visualiza la siguiente historia.

Hay una pluma que flota en el aire atravesada por los rayos solares, el viento la acaricia con suavidad, está dirigiéndose hacia el suelo con mucha gracia y ligereza. Hoy se te otorga un don especial: jugar con ella.

¡Detén el tiempo! La pluma queda suspendida entre el cielo y la tierra. Son unos instantes mágicos donde conectas con ella. Respira con la serenidad de no escuchar al tiempo moverse.

Juega con la pluma e imagina todos los posibles escenarios a donde puede viajar: una calle, una ciudad, un bosque, las montañas, el mar, un glacial, la profundidad del océano, el infinito espacio… usa tu creatividad.

Luego, imagina quienes ven la pluma y que hacen con ella: una mascota, una artista aburrida, una persona llorando, un caminante desprevenido, un pájaro volando, un astronauta, una ballena…

¿Cuál es la reacción de cada unx? ¿Qué deciden hacer con la pluma? ¿Con estas interacciones la pluma se mantiene igual o cambia?

Ahora, tú eres esa pluma.

¡Detén el tiempo! Explora todos los posibles escenarios a dónde te gustaría estar. Qué actividades realizas y con quiénes te encuentras. Recuerda hoy se te otorgó un don especial, úsalo sin límites. Juega, reconecta con la vida y la pasión.

Al despertar elige con el corazón, ¿cómo te gustaría vivir?

Volver a la realidad

Y volvemos a nuestras rutinas con las mismas emociones y pensamientos nada sanos y limitantes. Calma, son muchos los pasos para dar, la paciencia y el tiempo serán nuestros mejores aliados. ¡No desfallezcas, porque merecemos la oportunidad de evolucionar y transformar nuestras vidas!

Eso no significa que la vida va ser maravillosa instantáneamente. Las injusticias, la violencia, la impotencia, las enfermedades, el sufrimiento… van a continuar allí.

También la bondad, la empatía, la esperanza, el amor, las luchas que nos glorifica como humanos… van a continuar allí.

¿Cómo puedes calmar tu mente para vivir como te gustaría?