EL Recetario:

Insípida Pasta a la Apatía

¿Sabes cómo abrirle la puerta a la Apatía en tu vida, para que pierdas la pasión por tus sueños, seas indiferente con los acontecimientos de tu entorno y aislándote del mundo?

Fácil, he aquí el paso a paso de esta receta.

Ingredientes:

 

  • 400g de pasta enriquecida de desmotivación
  • 2 unidades de cansancio
  • 150g de desidia
  • 120g de indecisión
  • Un chorro de falta de compromiso
  • Desánimo e indiferencia al gusto

Preparación:

  1. Pon un puñadito de desánimo en tus actividades diarias. Después añade la pasta enriquecida de desmotivación y lo dejas cocer lenta e imperceptiblemente, hasta que te conviertas en sólo un observador del paso del tiempo y disminuyas la motivación por hacer cosas.
  2. En un bol mezcla el cansancio y la desidia hasta quedar una especie de salsa muy densa que nublará tu mente y corazón, perdiendo el placer de disfrutar.
  3. En una sartén pon un chorro de falta de compromiso. Cuando esté bien caliente, añade la indecisión cortada en tiras delgadas. Ten cuidado, con los años, esta se multiplica haciéndote dudar hasta de tareas sencillas como cortarse las uñas. Sofríe hasta que sientas que ya nada tiene sentido y todo da igual.
  4. Cuando la pasta esta cocida, guarda unos cuantos cucharones del caldo de cocción, el que beberás todos los días hasta que pierdas el interés de vivir experiencias diferentes,  aprender cosas nuevas o conocer gente. Para qué salir si en casa estoy bien y todo es muy caro, mejor miro las redes.
  5. Mezcla todo hasta que la pasta absorba cada uno de los ingredientes y obtengas una comida insípida: sin color ni sabor.
  6. Finalmente, espolvorea indiferencia al gusto y sirve caliente, si es que te apetece y tienes la energía para ello.

¿¡¡Te gustaría comer esta receta todos los días de tu vida!!?

Cambios en el estilo de vida

  • Redescubre lo que te motiva y te hace feliz.
  • Reconecta con tu espiritualidad.
  • Ten una buena alimentación y ejercítate.
  • Mantén una buena organización en tu vida.
  • Practica pasatiempos que incrementen tu creatividad.
  • Conversa y ríe más.
  • Mayor contacto con la naturaleza.
  • Muévete acción clave.
  • Pide ayuda si la requieres.
  • ¡Pausa!

 “Siempre puedes cambiar el recetario de tu viaje, si no te gusta”

¡Nos vemos los sábados!